Calendario

Calendario

Catedral de Granada

Catedral de Granada
Catedral de Granada

20170618

Corpus Christi en Granada (Los altares)

La ciudad se convierte en pocas horas en un gran museo de arte efímero.


En la fachada de la catedral
      
          
                                                    Plaza de Isabel la Católica




Calle Mesones la hermandad de Nuestra Señora de la Granada
                                                       



Calle Cárcel baja


Calle Mesones


Calle Mesones segundo premio


El recipiente Sagrado donde se expone la Hostia Consagrada es un hermoso trabajo. Custodia o también ostensorio u ostensorium (del  latín ostentāre, "mostrar"). Este que alberga el santísimo esta hecho de Cornucopias Barrocas.

Este año 2017 han sido ocho los altares montados. La Asociación de vecinos Sagrario-Centro instaló el suyo en la plaza de las Pasiegas, la hermandad de Nuestra Señora de la Granada, cofradía de los Dolores, la hermandad del Huerto, Archicofradía del  Perpetuo Socorro, la Borriquilla, etc.



Balcones en la calle Mesones


El recorrido de la procesión del Corpus en Granada guarda la imagen tradicional de la jornada festiva con altares montados principalmente por hermandades de la ciudad, escaparates y fachadas engalanadas.

20170616

La procesión del Corpus el día grande de Granada


El extenso cortejo de la procesión es una mezcla de elementos civiles y religiosos en un colorido desfile que es seguido por miles de personas en la calle, a pesar de las altas temperaturas.





A las 10,15 ya salían de la Catedral las representaciones de las hermandades de gloria y de penitencia, según orden de antigüedad. Las precedía la banda de Cornetas y Tambores de Jesús Despojado, y le seguían las representaciones de las hermandades sacramentales, la Real Federación de Cofradías, clero parroquial, institutos religiosos masculinos y femeninos y precediendo al paso con la Custodia del Corpus Christi, el cabildo de la Abadía del Sacromonte, los capellanes de la Capilla Real y el Cabildo Metropolitano de la Catedral de Granada.














La sorpresa de este día la pusieron la Hermandad de los Mosqueteros del Santísimo de Béznar. Ataviados de forma singular.



Tradición que se remonta hacía 1566, cuando el Beneficiado de Béznar marchaba a llevar el viático a un enfermo y fueron sorprendidos por los monfíes que atacaron a la comitiva muriendo el sacristán y un labrador, y resultando herido el propio Beneficiado y otros dos labradores, además se llevaron prisionera a la doncella del labrador muerto y robaron el Santísimo que portaban.
Ante lo sucedido, la indignada población cristiana de Béznar quiso seguirles  siendo persuadidos por las autoridades. Entre la confusión apareció D. Martín Alonso de Frías, alférez de los Tercios de Flandes quien propuso crear una Hermandad de carácter semi-militar cuya principal misión era recuperar el Santísimo que había sido robado. Para ello se dirigieron al Capitán General de Granada el Marques de Mondéjar, D. Luis Hurtado de Mendonza quien les concedió 25 mosquetes y arcabuces, armas blancas y munición.

20170612

Feria de Granada 2017 (Las Carocas)

Las Carocas son la crónica ciudadana de un año transcurrido desde la última exposición, una visión crítica de la actualidad granadina en clave rítmico-irónico-poética de quintillas y dibujo caricaturesco, que se exhiben en Plaza Bib Rambla, coincidiendo con la Feria del Corpus para solaz de los paisanos, que se reconocen en los versos y dibujos, algunos con la consabida "malafollá granaína", un virus local.
El ambiente se va preparando para la semana grande de la ciudad y el aire ya huele a feria.


De la Real Chancillería quieren llevarse secciones. Se ve que su señoría prefiere Cruzcampo fría o espetos de boquerones.


Granada es ciudad del rock y así lo entendió mi abuela, que ahora mismo se pasea siempre con gafas de sol y con una chupa negra.





No quiero, si a urgencias llego, ir a varios hospitales. A la Junta yo le ruego: no me curen por retales como si yo fuera un Lego.

La puerta del metro ayer al cerrar me arrancó un huevo pero aquí donde me ves me he quedado como nuevo porque antes, tenía tres.

Una central nuclear a la máxima potencia, Graná va a necesitar si se empeñan en plantar maría con tanta frecuencia.

Miles de dulces momentos Cecilia nos regaló Esos "helados encuentros", ahora, son de lamentos, desde que ella nos dejó.

Con este recuerdo en forma de quintilla a la dueña de la heladería Los Italianos, Cecilia Rocco, que falleció el pasado 6 de abril, Manuel Miguel Mateo Sánchez se ha alzado con el primer premio del concurso de quintillas 2017.



El gran centro judicial no debe ser troceado, así cuanto esté imputado el próximo concejal lo tendrá todo aquí al lado.


Imagen de la plaza Bib-Rambla a finales del siglo XIX. Con los grandes altares construidos para la festividad del Corpus Christi.

En Granada hay cuestiones comunes a cualquier otra ciudad, muchas cosas sobre las que opinar, gustos como colores: Los problemas del “botellón”, la inoportuna lluvia que fastidia las procesiones de Semana Santa, las muy “horteras” despedidas de soltero-soltera. 
El ver a una mujer en el Rectorado de una institución secular como la Universidad de Granada, en puertas de cumplir su quinto centenario. 

Y Granada pide, por tercera vez, "dos hospitales completos" Miles de personas han recorrido la ciudad para reclamar un cambio en la situación de la sanidad granadina.
Los “selfies” en el Patio de los Leones, que pueden dejar tuerto a más de uno, y también a los seis “reyes de la selva” que sostienen la fuente más conocida de la Alhambra. 
Hasta 350 originales se presentaron al concurso convocado por el Ayuntamiento para reflejar la temida “amenaza”: "Vas a salir en las 'carocas'...". Y salen, ¡cómo no!, personajes de todo tipo en las veinte seleccionadas.

20170519

Camarín de la Virgen del Rosario de Granada


En 1725 comenzaron las obras para dotar a la Virgen del Rosario, Copatrona de Granada, de un retablo y de un camarín dignos de la magnitud de los hechos milagrosos de 1679. 
El comisario de obras fue el caballero Pedro Pascasio de Baños. El resultado es un conjunto barroco único, combinándose, arquitectura, escultura y pintura. El deterioro ocasionado por el tiempo en las frágil y delicada escultura hizo que el camarín se incluyera en el programa Andalucía Barroca, y desde la terminación de las obras en 2013, esta abierto al publico para dar a conocer los valores artísticos, religiosos e históricos de este monumento.


El camarín está compuesto por cuatro salas: Antecamarín, la sala de Lepanto, la sala de la Inmaculada y la sala de la Reina.


Antecamarín

Pequeño espacio a manera de Palio que antecede a la Sala de la Virgen, está inspirada en la arquitectura de Borromini y tiene una cúpula elíptica.


En la estancia se conserva la reproducción del fanal de la galera de D. Álvaro de Bazán. Destacan en el dos preciosos relieves murales, obra en mármol y alabastro, que contienen dos pequeños relicarios. Esta estancia comunica los antecamarines y la sala capitular, sirviendo de distribuidor y organizador de los espacios.

Sala de Lepanto-Bóveda de los Arcángeles  
Representa la lucha entre la Gracia y el Pecado. Preside la sala un notable lienzo” alegórico de la batalla de Lepanto, que como todas las pinturas que podemos encontrar en la sala, es obra de Domingo Echevarría “Chavarito”. 


En las bóvedas aparecen ángeles y arcángeles con armas y rosarios, correspondiendo a las armas de la tierra y el Cielo. 


En el muro del fondo podemos admirar una bella representación de San Pío V rezando ante la Virgen pidiendo su intercesión durante la batalla de Lepanto. Bajo éste, un armario-relicario del siglo XVII que contiene varias reliquias de las Once mil Vírgenes de Colonia.

Sala de la Inmaculada
Las pinturas alegóricas de la sala representan la alegría por la Victoria sobre el pecado. Preside una Inmaculada de escuela granadina. 
Encontramos ángeles músicos en las bóvedas, en los arcos se nos muestran escenas de la Coronación de la Virgen; la nave capitaneada por María; la Divina Pastora; la caída de Adán y la promesa del Redentor.



Junto a la puerta aparecen dos placas de mármol, fechadas en 1773 y 1965, que relatan fechas memorables de la Archicofradía de la Santísima Virgen del Rosario.




Virgen del Rosario de Granada. Sala de la Reina


La cúpula del Camarín de la Virgen del Rosario es la representación plástica de la maternidad divina, la “llena de Gracia” del evangelio de S.Lucas, (según nos comentan)


Al entrar vemos que todos los recursos artísticos del barroco se dan cita en esta sala, como son la gran cantidad de puntos de vista, de efectos luminosos, la bóveda hecha a base de una cúpula central y medias cúpulas con descargue sucesivo en cuatro trompas, paralelismo con la representación de la bóveda celeste (Cúpula) y la cuadratura de la tierra (el pavimento) todo ello dentro de la tradición aristotélica. 



El suelo está formado por un mosaico de mármol con motivos alegóricos a la batalla de Lepanto.



El zócalo atesora delicadas efigies de ángeles en las pilastras y bajorrelieves con pasajes bíblicos alusivos a la mujer.


  
La riqueza de los mármoles de diversos colores se mezclan  con las pinturas murales y el reflejo de los espejos, que junto con el brillo tenue de las luces, tejen un ambiente único. Un lugar fascinante, concebido para cobijar la imagen de la copatrona de Granada, Ntra. Sra. del Rosario.


La indumentaria de plata de la Virgen se compone de una saya entera con mangas de punta colocada sobre el cuerpo y el verdugado. Estas dos prendas eran las más características del vestido femenino español de ceremonia durante la segunda mitad del siglo XVI y principios del XVII. 



El cuerpo era un corsé rígido colocado en punta encima de la falda y sobre la camisa, forrado de una tela basta y bordeada de alambre, que alargaba el talle y comprimía el pecho de la mujer. El verdugado era una enagua armada con aros de alambre o madera para ahuecar las faldas y darle un aspecto acampanado y sin arrugas. 



Esta vestimenta se reproduce en el retrato que el pintor Sánchez Coello realizó en 1571 a Ana de Austria, esposa de Felipe II, su traje refleja perfectamente la moda femenina de la segunda mitad del siglo XVI.



En esta época el recato en el traje femenino llegaba a tal extremo que para impedir que los pies quedaran a la vista cuando las damas se sentaban se había provisto a las faldas de un alto pliegue como se observa en el citado retrato y reproduce también el vestido de la Virgen del Rosario. Ésta última presenta además un recogido por detrás creando una serie de plegados en paralelo.